sábado, 23 de enero de 2010

Videos


► Refugios Nucleares en España (Antena 3 TV)




► Simulación de bomba nuclear de baja intensidad




► Efectos de explosión nuclear (honda expansiva y abrasión en árboles)




► Efectos de explosión nuclear 1/2 (en inglés)




► Efectos de explosión nuclear 2/2 (en inglés)




► Bomba Tsar, la bomba más potente jamás detonada 50mt (en ruso)




► Test nuclear en directo con personal militar


► Explicación básica sobre el uso de trajes NBQ y máscaras antigás

jueves, 21 de enero de 2010

miércoles, 13 de enero de 2010

Traje NBQ


El traje NBQ es una pieza vital para la supervivencia en condiciones extremas. De ahí su nombre (NBQ) Nuclear, Biológico y Químico, que son los elementos contra los que el traje provee protección.

Estos trajes, normalmente reservados a cuerpos especiales del ejército, cuerpos de bomberos, Protección Civil y de intervención especial, están hechos de unos materiales y compuestos especiales, que aislan de una gran cantidad de agentes químicos y biológicos nocivos. También protegen satisfactoriamente de ciertos niveles de radiación nuclear.

Como protección son ideales, aunque en lo negativo, destaca su incomodidad, lo relativamente complicados que son de vestir, el gran calor que se pasa dentro (pudiendo llevar a la deshidratación en algunos casos extremos), y el cuidado extremo que hay que tener por mantenerlos en todo momento en buen estado. Pese a toda complicación, merece la pena cuando se trata de sobrevivir.

Se pueden diferenciar en 2 tipos:
-Los destinados al uso civil-industrial, que básicamente están dotados de más resistencia química.
-Los destinados al uso militar, normalmente de color verde o en estampados de camuflaje, que suelen tener mas resistencia al fuego, radiactividad y a posibles cortes o roturas.

Dentro de los militares podemos encontrar 3 subtipos:
-El EPI (Equipo de Protección Individual) es el traje NBQ militar standard para todo combatiente, el más ligero y de menos protección. Su resistencia a pleno rendimiento ronda las 24 horas, 48 si sufre un uso medio. Están diseñados como protección rápida e inmediata frente a un escenario NBQ.

- El semipesado o de reconocimiento. Estos suelen ser llevados por unidades NBQ, son más pesados y proveen mayor protección, también duran más tiempo y en condiciones mas duras. Normalmente van provistos de aparatos de detección como los contadores Geiger. Estos están diseñados para reconocer y valorar en profundidad zonas contaminadas.

-El pesado o de descontaminación. Estos son los más duraderos y están destinados a tareas de descontaminación como su nombre indica. Están preparados para utilizarse en todo tipo de condiciones, pero al ser más pesados y calurosos, no se pueden utilizar por largos periodos de tiempo por peligro de deshidratación. Por esto, suelen utilizar máscaras especiales que permiten la ingesta de líquidos a través de una abertura especial.

A continuación las partes básicas de un traje NBQ standard:


El traje debe ir perfectamente cerrado por todas sus juntas, hermetizando el cuerpo dentro y aislándolo perfectamente del exterior, sin permitir una sola filtración. El tipo de materiales utilizados (como el butilo) y su tratamiento con carbón activo, hace que nos protejan de sustancias líquidas o gaseosas nocivas, y también de radiación hasta cierto punto. Esto es una ventaja y en muchos casos imprescindible para no perecer ante ciertos males NBQ, pero no por ello somos invencibles. Como ya hemos hablado, dependiendo del traje, su protección y duración variará y ello es para tenerlo en cuenta. También hay que comentar el problema que supone el momento de quitárselo después de haber atravesado una zona contaminada o haber estado expuesto directamente a elementos químico/radiactivos peligrosos. Antes de quitarnos el traje debe ser descontaminado y lavado, para quitárnoslo después con mucho cuidado. Despues de varios usos se recomienda desecharlo y quemarlo.

Hasta ahí en cuanto al traje.
Ahora hablaremos sobre el protocolo de uso y los pasos recomendados a la hora de vestir un traje NBQ en una situación de alerta, ya que probablemente haya poco tiempo para completar esta tarea de tan vital importancia, y la velocidad y precisión con la que lo hagamos será determinante.

- El primer paso de todos será el de ponernos la máscara antigás para protegernos de todo agente nocivo en el aire, siendo las vías respiratorias una de las principales afectadas en un escenario NBQ.

- Seguimos por el pantalón, debidamente ajustado al calzado y por los tirantes de la parte superior.

- Acto seguido colocamos los cubrebotas, hechos de butilo (goma resistente a los agentes NBQ) que cubrirán nuestras botas de todo elemento nuclear, biológico o químico sedimentado en el suelo y levantado por el polvo de nuestro propio andar.

- Por último la chaqueta, bien ajustada por sus cremalleras y velcros para evitar cualquier filtración. De especial importancia es la parte de la capucha con el cuello y la máscara antigás, que a menudo es necesario de la asistencia de un compañero para su correcto ajuste.

Y todo esto, debe conseguirse en menos de 3 minutos.

Esquema simplificado de los pasos a seguir.
Protocolo de uso por el ejército de tierra español, segun niveles de amenaza.

La máscara antigás es una de las partes más importante del traje, sobre la que puedes leer en su artículo diferenciado. Tipos de máscaras, usos, funcionamiento, filtros, mantenimiento, uso, protocolo...

Siguiendo con el traje NBQ, se pueden adquirir completos o sin máscara por Internet, el precio puede variar entre los 50 y 500€.

Es un elemento muy importante en caso de escenario NBQ que todos deberíamos tener en casa al menos 1 unidad. Sé que pueden ser caros, por eso tengo una alternativa "económica" que pueda ser útil en caso de emergencia.

He elaborado el siguiente esquema sobre como hacer nuestro traje NBQ casero. (También incluyo en el artículo sobre máscaras antigás otro sobre como hacer una máscara antigás casera).

Pero primero quiero aclarar que, este es un traje NBQ de "iemergencia", para situaciones aisladas en las que, por ejemplo, necesitemos con mucha urgencia salir de casa durante un escenario NBQ. Este traje NBQ, que a continuación explicaré como podemos hacer, no provee de la misma protección que sus homólogos militares-industriales, pero en un momento de necesidad, siempre será mejor que nada. Puede proteger hasta cierto punto de contaminación radiactiva y de un pequeño grado de radiación, por un tiempo de hasta 2 horas máximo.

CÓMO HACER NUESTRO TRAJE NBQ CASERO PARA UNA EMERGENCIA:

Lista de materiales:
-Máscara antigás (comprada preferiblemente, si no, deberíamos fabricarnos una)
- 2 ponchos de plástico para lluvia (si incluye pantalón mejor)
-Carbón activo (se puede comprar o confeccionarlo nosotros)
-Cola blanca (pegamento) y pincél
-Cinta americana o de embalar
-Botas altas de plástico para lluvia
-Ropa gruesa (pantalón y jersey-chaqueta)
-Guantes de látex
-Guantes mecánicos o de goma

Lo primero que tenemos que hacer es vestirnos con ropa gruesa y/o con varias capas, para aislarnos lo máximo posible del exterior. Después ponerlos por encima los ponchos.*

*Los ponchos deben ser tratados antes, de la siguiente manera:
Extendemos uno de los ponchos y le aplicamos por toda su superficie una fina capa de cola blanca con el pincél, después extendemos carbón activo en abundancia para que se adhiera al poncho cubriendo toda la superficie posible. Nos ponemos el poncho y sobre él, nos ponemos el otro poncho, sin tratar. (El carbón activo protege de algunos elementos químicos nocivos).

Hecho esto, nos ponemos las botas de lluvia metiendo el pantalón por dentro y fijando las juntas con cinta americana o de embalar para evitar filtraciones. En las manos nos ponemos los guantes de látex primero, pillando la manga de los ponchos, y sobre ellos, otro par de guantes mecánicos o de goma. (También fijando las juntas con cinta)

En la cara nos ponemos la máscara antigás y por encima las capuchas de los ponchos, fijándolas perfectamente a la máscara con cinta si es preciso, minimizando lo máximo posible las aberturas.

Ejemplo gráfico:

viernes, 1 de enero de 2010

Cómo sobrevivir a una explosión nuclear

El poder sobrevivir a una explosión nuclear es en verdad muy relativo. Dependerá básicamente de la distancia a la que nos encontremos de la zona cero (el punto donde se origina la explosión, también llamado epicentro). También será de especial relevancia la potencia del artefacto estallado y si la detonación se produce a ras de suelo o a gran altura. (Se hablará de esto un poco mas adelante)

A continuación una simulación de los daños que ocasionaría una explosión nuclear de 50Mt (megatones) en el centro de Madrid (España).

- Hasta 10km del epicentro la destrucción sería total.
- Hasta 20km se registrarían daños severos, fuerte abrasión y una radiación mortal.
- Entre los 20 y 45km de distancia seguiría una zona de daños medios y abrasión.
- A entre 45 y 55km de distancia, los daños, la abrasión y la radiación ya serían mas leves.
- A más allá de los 60km podrían darse daños a causa de los coletazos de la honda expansiva.


Para tener opciones realistas de sobrevivir a una explosión semejante, nuestra distancia de la zona cero debería ser de al menos de 20km en adelante, cuanto más lejos del epicentro aumentan las probabilidades de sobrevivir.

A continuación un vídeo de la bomba "Tsar", la bomba mas potente detonada hasta ahora, concretamente en los años 60, por la Unión Soviética. (De 50mt)










Según datos calculados, se puede estimar que la grabación es tomada a más de 100km del epicentro.

Ahora veremos las diferencias entre una bomba detonada a ras de suelo (groundburst) o a gran altura (airburst)

La detonación a ras de suelo es considerada como "sucia", por los altos niveles de contaminación radiactiva que desprende. Toda la materia que pulveriza y eleva hacia la atmósfera en forma de nubes de polvo, será pura radiactividad que caerá sobre la superficie, incluso a varios kilómetros de la explosión, transportada por el viento. A esto se le llama "lluvia radiactiva" (fallout) que además de en forma de lluvia de polvo, también se puede dar acompañada de lluvia convencional. (lo que la haría mas peligrosa, ya que el agua puede filtrarse y hacer penetrar la radiactividad más a fondo.) La lluvia radiactiva puede contaminar áreas a cientos de kilómetros de distancia, con lo que ello supone.

El polvo radiactivo que caería sobre la superficie no sería la radiactividad en sí, si no materia solida en pequeñas partículas, con fuerte carga radiactiva.

La detonación a gran altura, es considerada "limpia" porque contamina mucho menos que su homónima de tierra. Pero ésto no la hace ni mucho menos, menos destructiva. El calor y honda de choque son letales justo debajo de la explosión, debilitándose en cuanta mas distancia al epicentro. Pero, lo realmente importante de la explosión a gran altura es que, como su homónima de tierra, la fuerte ionización quema e inutiliza gran parte de aparatos electrónicos, solo que en este caso es total. Una explosión nuclear en las altas capas de la atmósfera, produciría un brutal apagón tecnológico (blackout) en un área tan extensa, que podría inutilizar completamente a toda una nación o continente.

Por ésto último, podemos saber que una explosión nuclear ha tenido lugar relativamente cerca de nuestra posición, si observamos que:

- Tenemos repentinamente poca o ninguna cobertura en nuestro teléfono móvil.

- Desciende drásticamente la batería de aparatos electrónicos, como el móvil por ejemplo, pudiendo llegar incluso a apagarse.

- Suspensión repentina y extensa de servicios de telecomunicaciones. Internet, teléfono fijo, televisión, radio... todos inutilizados.

- Cortes intermitentes o totales de electricidad.

- El coche se detiene y deja de funcionar de forma misteriosa a pesar de tener gasolina.

Estos son los indicadores que determinan si te encuentras en un área de "blackout" o "apagón", propiciado por un ataque nuclear táctico.

Pero querrás saber... ¿Cómo hacer para sobrevivir? ¿Y si me encuentro cerca de la explosión? ¿Y después de la explosión? La respuesta a todas tus preguntas, a continuación.

Imaginemos que vamos por la calle y sin previo aviso, una luz intensa se alza en el horizonte. Si, es una explosión nuclear, y tienes un segundo para reaccionar. En el primer segundo de explosión se libera la mitad de toda su radiación, y una dosis demasiado directa de ésta puede ser mortal a las pocas horas. Por lo que, debemos echar cuerpo a tierra lo más rápido que podamos, y si disponemos de alguna zanja o parapeto sólido cerca, cubrirnos dentro o detrás de éste. Si esa cobertura se encuentra a más de un metro de distancia, no lo intentes, no te daría tiempo.

Ante todo no mirar hacia la luz, podría dañarte gravemente la vista o incluso dejarte ciego. Lo que debemos hacer nada mas caer al suelo es adoptar una postura fetal cubriéndonos la cara con manos y brazos, (cerrar ojos y boca) protegiéndonos de la intensa emanación de rayos gamma y deflagración de objetos, cristales (estallarán), escombros...etc que puedan salir volando con la fuerza de la explosión. Si no estamos bien protegidos es posible que recibamos golpes y heridas causadas por esto.

Inmediatamente después, deberemos expulsar el aire de los pulmones y aguantar la respiración, pues la explosión desprenderá un calor abrasivo que sería peligroso respirarlo, tanto que podría matarnos. Si estamos cerca de la explosión y no muy bien cubiertos, es posible que recibamos quemaduras producidas por esta "brisa caliente". Los materiales inflamables prenderán, así como todos lo arboles de nuestro al rededor. Por suerte, este calor abrasivo dura entre 8 y 12 segundos. (Si estamos en un interior, quitarnos inmediatamente de delante de las ventanas, estallarán en mil pedazos y los cristales podrían hacernos picadillo. Si es posible, nos pondremos detras de algun mueble, procurando siempre estar cerca de las paredes.)


Lo siguiente en venir será el primer golpe de la onda expansiva. Justo antes, disponemos de unos pocos segundos para cubrirnos mejor si es posible...y respirar, porque recibiremos el azote de una fuerza tremenda procedente de la explosión, que lo arrasará todo a su paso. Si no estamos bien protegidos, podríamos salir disparados contra algo, o ser aplastados/golpeados por objetos lanzados. Intentemos que no sea así. Detrás de un muro sólido, una roca grande, dentro de una zanja o agujero, serían buenas coberturas.

Si seguimos vivos, cuidado, aun no ha pasado todo, queda la implosión.
Y esto es, que todo ese aire desplazado a tanta velocidad ha creado un vacío en el centro, que inmediatamente tenderá "rellenarse", volviendose a dar otra onda expansiva pero desde el lado contrario. En el momento de crearse el vacio no podremos respirar, así que procuraremos tomar aire justo antes y aguantar la respiración hasta que todo acabe.





Una vez llegado hasta aqui, debemos alejarnos de la zona cero todo lo que podamos. Mejor si disponemos de un vehículo porque el tiempo irá en nuetra contra, se avecinará una lluvia radiactiva (fallout). Toda la material pulverizada por la explosión ha sido levantada a la atmósfera en forma de nube de condensación y polvo, que empezará a caer en cuestión de minutos u horas, dependiendo de nuestra distancia del epicentro.

Y ahora es cuando juega una carta muy importante el refugio que escojamos, o podamos utilizar, para protegernos de la lluvia radiactiva. Lo mas inteligente, si tenemos provisiones en casa, será dirigirnos hacia ésta y valorar si serviría como refugio. Si la casa o edificio presenta daños serios habrá que descartarla y trasladarnos con nuestras provisiones a otro lado. (Ver la entrada sobre Prevención).


Si no disponemos de suficientes provisiones en casa y todo lo básico... será mejor hacer acopio de cuanto podamos lo antes posible. En torno a tiendas y supermercados pueden darse saqueos y disturbios, por lo que será recomendable ir armados a aprovisionarnos, solo para usar en defensa propia. Si no disponemos de un arma es hora de hacerse con una, por nuestra propia seguridad. Tiendas de caza y comisarias de policía serían los principales sitios en los que mirar, a sabiendas de estar en una situación de emergencia/supervivencia, no tengamos reparo en tomar lo que necesitemos.

Para saber sobre como prolongar nuestra supervivencia, después de leer ésta entrada y la de Prevención, leer la de Supervivencia.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Cómo prevenir ante una posible explosión nuclear

Las probabilidades para sobrevivir a una explosión nuclear pueden variar totalmente, dependiendo en gran medida, de nuestra distancia con la zona cero. Esa y otras muchas variables pueden suponer la diferencia entre la vida o la muerte a efecto inmediato. Pero suponiendo que en el momento de la explosión nos encontremos a una distancia en la que la honda expansiva, la abrasión, y la radiactividad no sean mortales a corto plazo, una de las variables que más determinará nuestra supervivencia, será la calidad de nuestro “refugio” (ver artículo) y nuestra cantidad/variedad de suministros básicos y esenciales para un escenario NBQ (Nuclear, Biológico o Químico) o desastre similar.

Por ello, este artículo se centrará en nuestra capacidad de prevención y en todo aquello que deberíamos tener en casa o llevar con nosotros ante una catástrofe de grandes proporciones.

Siempre es recomendable tener disponible en casa una serie de suministros básicos tales como agua embotellada y comida enlatada (entre otros) dado que ante una emergencia, el acopio de recursos puede llevarnos un tiempo muy valioso que podría dedicarse a otras tareas importantes, sin olvidarnos de que, cuando una situación así tiene lugar, los saqueos, el caos y el desorden público se extienden por las calles, haciendo difícil y peligrosa la misión de adquirir suministros.

Predicciones:
Cuando se trata de almacenar suministros destinados a una situación de emergencia, evidentemente que la norma a seguir siempre será “mejor que sobre a que falte”. Pero tampoco hay que perder la cabeza, lo recomendado es hacer predicciones a 15 días vista, es decir, que deberíamos tener suministros de agua, comida, ropa, material médico/sanitario…etc. suficientes como para poder permanecer en nuestro refugio o vivienda sin necesidad de salir al exterior, por el periodo mínimo de 15 días. ¿Por qué 15 días? Si hablamos de un caso de ENC (Explosión Nuclear Cercana) 15 días son el tiempo aproximado en el que los efectos radiactivos del fallout (lluvia radiactiva) descienden a niveles no letales aceptables. La radiación gamma inicial de la lluvia radiactiva puede irradiar a 500R/hr (Roentgens hora) o más, lo que durante una hora de exposición es mortal en el 100% de los casos. Después de un tiempo esa cantidad de radiación puede verse reducida drásticamente ya que al ser una irradiación fuerte, se disipa con relativa velocidad. A las 24 horas después del fallout (lluvia radiactiva) podemos hablar de un descenso a 200R/hr, cantidad con la que fallecería un 30% de la población expuesta. Pasados los 4 o 5 días, dicha cantidad podría haberse reducido a niveles alrededor de los 50R/hr, lo que ya no son niveles letales, pero no quiere decir que el peligro haya pasado, ya que todavía, pese al descenso de los niveles generales, siguen quedando “puntos calientes” en los que aun se pueden registrar niveles altos, localizados normalmente en torno a depresiones del terreno, zonas húmedas y/o con vegetación como charcos de agua, lagunas, ríos… donde el agua y los elementos orgánicos han absorbido y concentrado por más tiempo la radiación.

Por todo esto, y porque la radiación no es una ciencia matemática, el periodo recomendado por el que intentar permanecer en casa es en torno a los 15 días. También es un buen margen para los servicios de rescate y el ejército, en el que puedan ir retomando el control de la situación. Durante todo ese tiempo (15 días o hasta que se asegure estar fuera de peligro) debemos contar con los recursos necesarios, personales o familiares, para sobrevivir. Cabe destacar la lista de contratiempos y dificultades que con seguridad debamos lidiar en un escenario NBQ:

-Cortes intermitentes o generales de electricidad.

-Cortes intermitentes o generales de gas.
(Aunque haya gas, se recomienda cerrar la llave de paso por si hubiera posibles escapes)

-Cortes intermitentes o generales de agua.
(Aunque haya agua, a partir de poco después de la explosión no se recomienda usar ese agua ni para beber ni con fines higiénicos, ya que lo más probable es que ya fluya contaminada por las tuberías. Beberla sería mortal.)

-Interrupción total de telecomunicaciones, televisión, teléfono, Internet y radio.
(Aunque en ésta última podrían restablecerse emisiones por el ejército o Protección Civil para informar y aconsejar a la población.)

Por ello, he aquí la lista básica, de material para tener en casa, que pueda ayudarnos a sobrevivir en caso de desastre NBQ o similar.


LISTA:

- Cuchillo/s
- Linterna/s (manuales o a pilas)
- Prismáticos
- Comida enlatada o de gran duración
- Garrafas de agua de 5 litros (preferiblemente no transparentes) calcular a litro diario por persona
- Dinero en efectivo
- Mascarillas desechables
- Tapones para los oídos
- Gafas de bucear, de ventista o parecidas
- Mascara/s antigás (lo ideal)
- Traje/s NBQ (lo ideal)
- Poncho/s
- Velas, cerillas y mecheros
- Una radio a pilas
- Walkie Talkie o Radioemisor
- Pilas/baterías de todo tipo y en abundancia
- Fármacos (antivirales, antibióticos, paracetamol...)
- Guantes de látex
- Papel higiénico o servilletas
- Alcohol sanitario
- Cinta americana (o cinta de embalar)
- Cuerda (de esparto, por ejemplo)
- Bolsas de plástico
- Ropa de invierno (+ alguna prenda con capucha)
- Mantas
- Calzado alto (botas)
- Gasolina en bidón/es si poseemos vehículo.
- Herramientas varias
- Armas*
- Reloj y calendario

*Siempre y unicamente para la autodefensa personal, de nuestros seres queridos o de nuestros recursos.

----------------------------------------------------------

EXPLICACIONES:

-CUCHILLOS, NAVAJAS
Útiles para abrir latas, partir/cortar alimentos, cuerda...etc. Una herramienta básica.

-LINTERNAS
Preferiblemente de accionamiento manual, o si no a pilas, con sus correspondientes recambios.

-PRISMÁTICOS
Quizá sea necesario en alguna ocasión observar acontecimientos a largas distancias desde la casa o refugio donde debamos permanecer. No sobran.

-COMIDA, AGUA
Toda predicción debe hacerse para el periodo de 2 semanas, tiempo que se estima que tardan las fuerzas de seguridad competentes o los equipos de rescate en retomar el mando en una situación de emergencia y desorden civil de cualquier tipo, aunque nunca se puede predecir a ciencia cierta.También es verdad que los efectos radiactivos duran bastante más de 7 días en el ambiente, pero en el plazo de 1 semana después de la explosión nuclear y su consiguiente lluvia radiactiva, los niveles bajan bastante, lo justo para permitirnos salir fuera por un tiempo limitado en busca de ayuda o provisiones si fuera extremadamente necesario. (Ese tiempo limitado depende de los niveles de radiación. Con una protección casera bien hecha, ese tiempo no debería exceder más de 2 horas en las primeras salidas)

-MASCARILLAS DESECHABLES o MÁSCARA ANTIGÁS
Mejor la segunda, pero ambas protegen al individuo de elementos nocivos en el aire, cada una según su grado de protección, a mejor filtro, mejor calidad del aire filtrado. Por eso una máscara antigás es una gran garantía dentro de cualquier escenario nuclear, bacteriológico o químico.

-LINTERNAS, VELAS, CERILLAS Y MECHEROS
En una situación de emergencia, pueden darse cortes de luz intermitentes o indefinidos, será vital contar con un método para ver caída la noche. Son preferibles las linternas, ya que no es muy recomendable hacer fuego en un escenario NBQ, puesto que si arde un elemento contaminado por radiactividad, eso liberará radiación en forma de humos.

-RADIO Y PILAS
A consecuencia de los posibles cortes en el suministro eléctrico, todo medio de comunicación tales como Internet o televisión quedan inutilizados, siendo entonces la radio el único medio con ciertas garantidas para informar a la población civil. Habrá que estar siempre que la batería nos lo permita, atentos a la radio para posibles noticias sobre los niveles de radiactividad, consejos e instrucciones.

-WALKIE TALKIE O RADIOEMISOR
Es probable que los teléfonos móviles queden inútiles, por lo que un medio para al menos intentar comunicarnos con el exterior, nunca está de más.

-FÁRMACOS
Siempre es conveniente contar con un amplio suministro de antibióticos y paracetamol, para intentar solventar síntomas varios dentro de un escenario de emergencia donde los servicios sanitarios no puedan estar disponibles.

-GUANTES DE LATEX
Para proteger la piel de las manos, maximizar la higiene en cualquier caso.

-ALCOHOL SANITARIO
Para desinfectar heridas. Maximizar la higiene en cualquier caso de emergencia.

-BOLSAS DE PLASTICO y CINTA AMERICANA
Para el posible caso de necesitar hermetizar la casa o alguna habitación de ésta, empezando por sellas puertas y ventanas para evitar que entre aire posiblemente contaminado, en caso de lluvia radiactiva.

-ROPA DE INVIERNO
Suele haber en toda casa, pero conviene asegurarse, para protegerse del frio si fuera invierno (tras una catástrofe pueden verse cortados los suministros de electricidad y gás) o bien como protección ante agentes malignos dentro de una pandemia o lluvia radiactiva. Cabe mencionar que encender un fuego será siempre la última opción, y solo si estamos seguros de que nuestro habitáculo está 100% limpio de radiactividad, ya que por poca que haya, la combustión potencia sus efectos.

-PRENDA CON CAPUCHA
En caso de necesitar salir a la calle siempre será recomendable hacerlo con guantes de latex en las manos, mascarilla para boca y nariz y tambien preferiblemente una capucha que cubra el pelo y la cabeza, protegiendonos toda la superficie del cuerpo posible. Lo ideal para estos casos sería tener un traje NBQ, aunque se puede improvisar uno casero, no protegería como uno original, pero sería la mejor protección posible. En otra entrada explicaré como hacerlo.

-ELEMENTO PARA AUTODEFENSA
Un arma de fuego, un arma blanca, un palo... cualquier elemento valido para la autodefensa. En una situación de emergencia y desorden civil entran en escena los saqueos y la violencia por los últimos recursos. Nuestro elemento solo lo usaremos en defensa personal y de nuestros recursos.

-GASOLINA (COMBUSTIBLE)
Si disponemos de un vehículo, y pasada una semana hay que salir en busca de ayuda o provisiones, no esperes encontrar abiertas las gasolineras, procúrate combustible de emergencia. Gracias a un vehículo podremos recorrer más distancia y en menos tiempo, cuanto menos estemos expuestos a la radiación, mejor.